camiseta futbol azul y negro

Su aforo era de unos 13 000 espectadores sentados, llegando a caber en partido oficial unos 20.000 espectadores con los asistentes de preferencia y de los fondos de pie. La Liga se iba a decidir en la última jornada, entre el Deportivo y el Fútbol Club Barcelona, seis años y cinco días después del fatídico penalti de Djukic. Hacia la última fecha Independiente estaba obligado a ganar para avanzar a la final y así lo hizo, superó por la mínima a Los Cuervos con un gol de Miguel Giachello.