tienda equipaciones futbol madrid

Ya tenía un objetivo y un nombre, expresaba una idea y un sueño. Con la emoción, olvidó que tenía una amarilla y recibió la segunda tras quitarse la camiseta en la celebración. En la temporada 1955-56, Muñiz volvió a ocupar el banquillo blanquiazul, y a pesar de varios fichajes -Manuel Quevedo «Pantaleón», Pedro Marroig y Juan Ibáñez, entre otros-, comprar camisetas de futbol baratas tuvo que recurrir al uso de algunos canteranos como Juan Padrón Morales.